¿Por qué al fumar marihuana da hambre?

comida-bajon-hambre-marihuana

Si haz fumado marihuana sabrás de este inexplicable, hasta ahora, pero común efecto. Generalmente luego de fumar marihuana, nos ataque un hambre voraz, siendo capaces sin exagerar de vaciar el refrigerador, nevera o despensa. Esto es un hecho, no obstante, una interrogante para muchos científicos hasta hace muy poco, en donde se develó la forma como la cual el cannabis actúa frente las neuronas encargadas de inhibir el apetito, sí, leíste bien, son aquellas neuronas inhibidoras (las que te quitan el apetito) las cuales son alteradas por los componentes de la marihuana.

Entonces, ¿Por qué fumar marihuana da hambre?

Hasta ahora, los científicos relacionaban el aumento de apetito con la activación del receptor cannabinoide 1 (CB1R), un conjunto de proteínas que, en presencia de las sustancias cannabinoides, aumentaría el apetito. Si bien es una teoría aceptada en el mundo cientifico, hay algo más determinante aún en el drástico aumento del apetito, “Observamos que, en respuesta a la activación del receptor cannabinoide, las neuronas POMC se activaban, y se liberaban tanto anorexígenos (supresores del apetito) como orexigénicos (estimuladores)“, explica a Sinc Tamas L. Horvath, investigador de la Universidad de Yale y jefe de proyecto.

“No nos lo esperábamos. Estábamos haciendo experimentos de control cuando descubrimos este resultado sorprendente, es como si al pisar el freno el auto se acelerara”, Tamas Horvath, el líder del grupo de investigadores, haciendo una comparación con conducir un vehículo.

“(La marihuana) engaña el sistema central de alimentación del cerebro”, señaló la Universidad de Yale en la presentación del estudio.

Otros fundamentos por los cuales fumar marihuana aumentaría el apetito

Previa a la publicación del estudio en el cual se descubrió como actuaban las neuronas POMC, la revista cientifica Nature Neuroscience publicó un articulo el cual expone la influencia de los compuestos psicoactivos de la marihuana vinculados al sentido del olfato. Este estudio realizado sobre ratas de laboratorio evidenció que estas se hacían mucho más sensibles al olor de la comida por lo consiguiente aumentaba su apetito. Estos efectos radicaban principalmente en el bulbo olfatorio el cual inhibido genéticamente no presenta aumento del apetito ante el THC,  confirmando la teoría de los académicos.

El bajón Medicinal

Por esto esta planta milenaria que comienza tan diminuta en una semilla, puede hacer grandes cambios positivos en una persona, ya que es recomendada para disminuir síntomas y efectos de enfermedades que quitan el apetito, como el VIH / SIDA, cáncer, entre otras. Y también regular la obesidad.

Si quieres leer y aprender más sobre este tema, te facilitamos los estudios científicos completos de esta nota. Los cuales puedes seguir en los siguientes enlaces:

¿Qué piensas?

Sé el primero en comentar

Infórmate de
Más fácil y rápido

wpDiscuz