La marihuana contra la Lepra

insta-marihuana-lepra

Debido al revuelo que ha causado el primer caso de Lepra en la historia de Chile Continental sobre un ciudadano Haitiano en la ciudad de Valdivia, publicamos este artículo sobre la importancia actual e histórica de la marihuana contra la Lepra. Esta enfermedad es causada por las bacterias Mycobacterium leprae y Mycobacterium lepromatosis, que pertenecen al mismo género que la bacteria de la tuberculosis, M. tuberculosis. El cannabis se ha utilizado, a lo largo de la historia, como tratamiento de la lepra, una enfermedad que lleva milenios afectando a la humanidad, y sigue infectando a cientos de miles de personas cada año.

¿Qué es la lepra?

Se cree que la lepra se transmite entre los seres humanos a través de las gotitas nasales expulsadas al estornudar, pero se considera una de las enfermedades menos contagiosa entre todas las enfermedades infecciosas. Es un parásito intracelular obligado, lo que significa que necesita un huésped vivo para sobrevivir. Por lo tanto, se transmite por la cercanía con los individuos infectados, al permitir que los individuos no infectados inhalen rápidamente dichas gotitas respiratorias. Sin un anfitrión, la bacteria no puede sobrevivir más de unas pocas horas. Se cree que el 90% de los individuos tienen una inmunidad natural a la lepra, mientras que el resto de la población tiene una predisposición genética a la enfermedad. De ese 10%, sólo el 10% podría contagiarse.

Factores de riesgo y síntomas de la lepraEl período de incubación típico de la lepra va de 3 a 5 años (aunque en casos raros puede llegar a ser sintomática unas semanas después de la infección). Por lo general, afecta a las poblaciones que viven en la pobreza, posiblemente debido a que viven en condiciones de hacinamiento (pero también debido a los efectos de inmunodepresión producidos por vivir con falta de higiene y con agua contaminada). La enfermedad es mucho más frecuente en las regiones húmedas y tropicales. Luisiana, en el sureste de los Estados Unidos, sorprendentemente, se considera un área endémica, ya que se diagnostican alrededor de 200 casos nuevos cada año, y cuenta con una colonia de leprosos que funciona desde 1999, hace ya mucho tiempo.

No está claro cómo se transmite la lepra a los humanos en un principio, pero, en general, la idea aceptada es que se produce una zoonosis (enfermedad transmitida entre especies, en concreto, por las especies no humanas a los seres humanos). En América del Norte, la mayoría de los casos nuevos están relacionados con el armadillo de nueve bandas, y se han descubierto varias especies de primates, entre las que se incluyen los chimpancés y los macacos, que desarrollan la lepra de forma natural.

Los síntomas de la lepra son graves y causan deformidades. Las lesiones cutáneas granulomatosas e inflamadas (que consisten en pequeños ‘nódulos’) suelen ser el primer signo de una infección de lepra. Si no se aplica ningún tratamiento, las lesiones se mantendrán de forma permanente, y aumentarán hasta que se ven afectadas grandes áreas de la piel. Con el tiempo, la inflamación progresiva produce daños en los nervios periféricos, la piel se agrieta y adquiere un aspecto escamoso, y las deformidades de las extremidades, como el cartílago, son reabsorbidas por el cuerpo. Además de a la piel, la lepra también afecta a las mucosas (membranas mucosas) del sistema respiratorio y a los ojos. Aunque no se considera mortal, puede debilitar el sistema inmunológico y comprometer la piel, permitiendo que se produzcan complicaciones secundarias e infecciones que pueden causar la muerte. Cómo no, la lepra se consideraba, tradicionalmente, una “muerte en vida”, por el hecho de que las víctimas podían sobrevivir.

Historia de la marihuana contra la Lepra

Cabe destacar que, tradicionalmente, varias enfermedades y dolencias se han tratado con cannabis, en alguna de sus formas, y que aparecen en varias ocasiones en los textos históricos de una gran variedad de fuentes. La lepra es una de dichas enfermedades, junto con la inflamación, la fiebre, la diarrea, los parásitos intestinales y la tuberculosis.

En la medicina popular de Malasia, el cannabis se maceraba con semillas del árbol Hydnocarpus anthelmintica, otra especie indígena (suele utilizarse para tratar los parásitos intestinales), y se administra para tratar la lepra. También se menciona la marihuana contra la Lepra en textos árabes como tratamiento del vitíligo y esta enfermedad, y al parecer se fumaba en grandes cantidades para el tratamiento de la lepra en el curanderismo mejicano (medicina tradicional). El texto chino medieval, Pen tsao-kang-mu o Compendio de Materia Médica(escrito por Li Shizhen en 1578, durante la dinastía Ming), que es considerado el texto más completo de la medicina tradicional china que se haya escrito, se refiere a la marihuana contra la lepra en tratamientos de esa época.

Se tiene constancia de que el Shushruta Samhita, un antiguo texto médico, muy apreciado, que se cree se escribió en torno a 600 AEC en la India, hace referencia al cannabis como tratamiento de la lepra. En otros lugares, se informa de que el texto menciona la sustancia vijaya (a menudo se cree que se refiere al cannabis), aunque como tratamiento del catarro y la diarrea. Sin embargo, en la traducción al inglés encontrada aquí parece que no se menciona. El texto ayurvédico del siglo XVII, la Rajavallabha, también menciona el cannabis como tratamiento de la lepra.

Semejanzas entre la lepra y la tuberculosis

Las bacterias de la lepra y de la tuberculosis pertenecen al mismo género, Mycobacteria. Por regla general, las especies de micobacterias se clasifican como Gram-positivas, ya que poseen una pared celular cerosa, aunque no se tiñan de azul oscuro o violeta por la tinción de Gram, como ocurre con la mayoría de bacterias Gram-positivas. Sin embargo, se ha demostrado que el cannabis tiene propiedades bactericidas contra varias bacterias Gram-positivas, entre las que se incluye Mycobacterium tuberculosis.

Aunque, al parecer últimamente, no se ha realizado ninguna investigación sobre los posibles efectos antibacterianos del cannabis en M. leprae o M.lepromatosis, merece la pena investigar y estudiar más profundamente el gran parecido existente entre ambas especies.

Cómo se puede utilizar en los programas de tratamiento la marihuana contra la Lepra

Una empresa china, Hemp Fortex Foundation, (la Fundación Cáñamo Fortex), ya ha pasado a la acción utilizando las posibles propiedades antibacterianas del cáñamo al enviar 720 pares de calcetines, de cáñamo y algodón orgánico, al Proyecto de la Lepra en Sichuan. Al mismo tiempo que aumenta nuestra comprensión de las propiedades antibacterianas del cáñamo, vamos a seguir viendo aparecer casos en los próximos años, especialmente en los países en desarrollo como China, donde la lepra sigue siendo un problema, y las actitudes obsoletas y la falta de conocimientos médicos conducen a un ostracismo, y un sufrimiento, que podrían evitarse en gran parte del mundo desarrollado.

La lepra es una más de las decenas de enfermedades humanas que, en la actualidad, se mantienen a raya usando un arsenal limitado de antibióticos, y que han comenzado a desarrollar resistencia, incluso a los regímenes o tratamientos complejos que consisten en administrar múltiples medicamentos simultáneamente. Los tratamientos actuales de la lepra son generalmente muy eficaces, pero eso no significa que no haya lugar para nuevas estrategias de tratamiento, sobre todo si la lepra resistente a múltiples fármacos se produce cada vez con más frecuencia. La marihuana contra la lepra sería de gran ayuda gracias a sus propiedades antibióticas probadas contra las Micobacterias, por lo que es un candidato ideal para una mayor investigación.
.

¿Qué piensas?

Sé el primero en comentar

Infórmate de
Más fácil y rápido

wpDiscuz