Coronavirus: Mejora tu Sistema Endocannabinoide con estos 5 métodos

Mejora tu Sistema Endocannabinoide

Hoy más que nunca es importante recordar la estrecha interconexión del sistema inmune con el Sistema Endocannabinoide.

Si, por un lado, la propagación del virus requiere que prestemos especial atención a la salud, por otro, las precauciones vigentes generan aislamiento social; nunca como hoy ha sido más fácil estar en contacto con las personas que nos rodean: hagámoslo, hagámonos escuchar de aquellos que pueden sentirse más solos. Los estudios en ratas mantenidas en aislamiento social han demostrado que producimos menos receptores de cannabinoides durante estos períodos; existen muchos métodos naturales que podemos usar para mejorar tu sistema endocannabinoide en el tono. Aquí compartimos cinco propuestas simples para implementar durante las próximas semanas de cuarentena.

1. Mejora tu Sistema Endocannabinoide con Probióticos

El Sistema Endocannabinoide es un modulador importante del eje intestino-cerebro. En el intestino, los receptores de cannabinoides (especialmente «TRP») están involucrados en la transducción sensorial de una gran cantidad de estímulos externos y dañinos.

Los probióticos, microorganismos que si se administran en las cantidades correctas tienen efectos positivos en la fisiopatología intestinal, interactúan con el sistema endocannabinoide gastrointestinal.

Ejemplos de probióticos son los alimentos fermentados, como el yogur o el kimchi, el repollo fermentado al estilo coreano. Los organismos más conocidos son las especies Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium.

Se ha demostrado que la administración de tratamiento probiótico con Enterococcus faecium aumenta los niveles de expresión de los receptores CB1 en animales.

En un estudio publicado en Nature Medicine, se demostró que la administración de probióticos Lactobacillus acidophilus a ratones de laboratorio aumenta la expresión de los receptores CB2 y esto está relacionado, entre otras cosas, con una disminución del dolor abdominal y la hipersensibilidad visceral. Por lo tanto, un bono adicional para aquellos que tienden a sufrir estas dolencias.

2. Mejora tu Sistema Endocannabinoide con Ejercicios

La interacción entre el ejercicio físico y el Sistema Endocannabinoide se ha demostrado ampliamente en la última década, por ejemplo, en el control de la actividad locomotora, la percepción del dolor, la homeostasis energética y las respuestas inflamatorias. Sabemos que los niveles plasmáticos de endocannabinoides aumentan durante los ejercicios de intensidad moderada.

El ejercicio físico, especialmente de naturaleza aeróbica (es decir, sin esfuerzos agotadores) es una de las mejores formas de apoyar el Sistema Endocannabinoide. Los niveles séricos de anandamida (un endocannabinoide) se duplican después de aproximadamente 30 minutos de carrera y aumentan significativamente después de un paseo en bicicleta.

Este aumento en el tono de los cannabinoides ocurre tanto en sujetos entrenados, por ejemplo, al evaluar los niveles de anandamida en excursionistas que escalaron a picos de 3196 mts, como en mujeres mayores con sobrepeso u obesas que se sometieron a semanas de ejercicio aeróbico de intensidad media.

Mejora tu sistema endocannabinoide con alguno de estos ejercicios en Cuarentena.

Movimientos aeróbicos en el tapete/alfombra/silla (tai chi, yoga, pilates, calistenia, levantamiento de peso, etc.)

Siga una rutina de ejercicios (en Youtube), de 20 a 30 minutos diarios ayudan a que su corazón funcione de manera correcta y mejora su estado físico.

Bailes y juegos: (redescubra algo de música y baile como si nadie lo estuviera observando, porque será exactamente así; y, sobre todo, no olvide los juegos que incluyen movimiento con niños y también con los adultos de la casa).

3. Mejora tu Sistema Endocannabinoide con reducción en el impacto del estrés de Covid-19

La situación que enfrenta toda la población actualmente causa estrés. Cuando una persona se somete a estrés crónico, durante días y semanas, esto puede tener un profundo impacto en su Sistema Endocannabinoide. Por ejemplo, los niveles de anandamida disminuyen ampliamente en el circuito límbico, modulando el termostato de nuestras emociones hacia el miedo y la negatividad.

Además, el gen que promueve el conjunto correcto de receptores CB1 es silenciado por eventos y situaciones que nos hacen sentir constantemente estresados. Esto conduce a muchos problemas, incluida una mayor sensación de estímulos dolorosos.

Técnicas para reducir el estrés y fortalecer el sistema endocannabinoide

B-cariofileno: el beta-cariofileno es un terpeno producido tanto por la planta de cannabis como por muchas otras hierbas y especias: pimienta negra, lúpulo, clavo, orégano, canela entre otros. Estimula selectivamente los receptores cannabinoides CB2, una característica muy útil para el tratamiento de algunas patologías inflamatorias, y que también lleva a cabo acciones antidepresivas, haciendo cambios tanto conductuales como bioquímicos que reducen el impacto del estrés crónico.

Masajes y respiración profunda: conocemos la importancia de la respiración diafragmática para controlar el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal y regular nuestra respuesta al estrés, la correlación bioquímica de un aumento de anandamida en un 168% se da gracias a la manipulación osteopática y a los masajes. Aunque en Internet ciertamente puede seguir tutoriales para dar masajes a otros o a usted mismo, no necesitará «manos expertas» para estos tiempos de cuarentena, incluso trabajos simples de manipulación o, literalmente, imponer sus dedos en algunas partes del cuerpo es suficiente (pruebe por ejemplo un masaje de pies durante 10 minutos).

 

Meditación: La neurociencia en los últimos años ha demostrado la importancia de la meditación para una larga serie de beneficios, desde la reducción del dolor, el estrés, la ansiedad, hasta el alargamiento de los telómeros (para los genetistas esto es comparable a una extensión de la vida útil). De hecho se ha demostrado que estas prácticas conducen a la desaceleración de las ondas cerebrales y juegan un papel crucial en la regulación de la bioquímica que coordina nuestras respuestas al estrés.

4. Mejora tu Sistema Endocannabinoide con Comida y bebida.

Muchos estudios realizados en animales y humanos muestran que las dietas ricas en azúcares y grasas alteran los niveles de receptores de cannabinoides, anandamida y 2-AG y sus enzimas metabólicas. No hace falta decir que una dieta variada, rica en fibra, verduras, frutas y legumbres beneficia enormemente nuestra salud. Específicamente, algunos platos tienen características bioquímicas capaces de modular el Sistema Endocannabinoide.

Cacao: el cacao contiene tres compuestos estructuralmente similares a los endocannabinoides. Estos compuestos pueden inhibir el metabolismo de los endocannabinoides que produce nuestro cuerpo, lo que les permite aumentar sus niveles y mejorar la actividad de los cannabinoides. La cantidad de compuestos similares a los cannabinoides en el chocolate varía ampliamente y es mayor en el cacao crudo y el chocolate negro. Intente agregar algunas piezas más a los batidos de frutas para aumentar el estado de ánimo al despertarse.

Cúrcuma: la especia amarilla que se usa para curry (pero que se puede integrar simplemente en muchos platos también de nuestra tradición) es conocida por sus propiedades beneficiosas. La curcumina, su ingrediente activo, logra aumentar los niveles de endocannabinoides.

Semillas de cáñamo: una proporción saludable de ácidos grasos omega-3 y omega-6 puede fortalecer la actividad del Sistema Endocannabinoide.

Los endocannabinoides se producen a partir del ácido araquidónico, un ácido graso omega-6. Tener niveles suficientes de ácido araquidónico es esencial para la producción de endocannabinoides, pero tener demasiado puede conducir a la disminución de los receptores de cannabinoides. Tomar demasiados omega-6 también causa procesos proinflamatorios. Nuestros alimentos occidentales ya contienen un exceso de aceites omega-6 (contenidos en productos de origen animal como carne, huevos, aves, aceite de semilla, etc.) y algunos de sus metabolitos son la raíz de muchas enfermedades crónicas que afectan a la población más rica del mundo: Las prostaglandinas causan dolor y edema, mientras que los leucotrienos causan broncoconstricción y asma (justo lo que no necesitamos en los días del coronavirus).

Sin embargo, estos metabolitos inflamatorios del ácido araquidónico se pueden contrarrestar con la ingesta de ω-3. Los ácidos grasos omega-3 reequilibran las grasas omega-6 permitiendo que el sistema endocannabinoide funcione correctamente. Este tipo de grasa es un componente mucho más difícil de nuestras dietas y, por lo tanto, complementarlas es muy buena idea, teniendo en cuenta que aportan beneficios comprobados a la salud cardiovascular y neurológica. Una proporción ideal de omega-3: omega-6 en la dieta es 1:1, mientras que en la dieta occidental típica la proporción es 1:10. Este tipo de dieta disminuye los niveles de anandamida y 2-AG en el hígado, como lo han demostrado investigadores italianos; y este efecto puede contrarrestarse tomando suplementos de DHA y EPA.

La suplementación con grasas ω-3 aumenta directamente los niveles de expresión génica de los receptores cannabinoides CB1 y CB2 y de las enzimas que sintetizan endocannabinoides. Agregar semillas de cáñamo a los alimentos, desde cereales para el desayuno hasta pasteles de verduras, es bastante simple y sabroso.

5. Mejora tu Sistema Endocannabinoide evitando el plástico 

Los ftalatos se agregan frecuentemente a plásticos, botellas y envases de alimentos enlatados; Se sabe que estos químicos bloquean los receptores de cannabinoides e interfieren con el sistema endocrino. Mejora tu sistema endocannabinoide con esta medida.

Por lo tanto, es aconsejable utilizar recipientes de alimentos de vidrio o acero, y evitar comer alimentos calentados en plástico.

 

Artículo escrito por Viola Brugnatelli en Anandamida Gardens.

Para aprender más:

McPartland, John M., Geoffrey W. Guy y Vincenzo Di Marzo. «Cuidado y alimentación del sistema endocannabinoide: una revisión sistemática de posibles intervenciones clínicas que regulan al alza el sistema endocannabinoide». PloS one 9.3 (2014).

Ver Citas & Referencias bibliográficas

Referencias:

1. Robinson, Stephanie & Loiacono, Richard & Christopoulos, Arthur & Sexton, Patrick & Malone, Daniel. (2010).

The effect of social isolation on rat brain expression of genes associated with endocannabinoid signaling.

Brain research. 1343. 153-67. 10.1016/j.brainres.2010.04.031.

2. Holzer P.

TRP channels in the digestive system.

Current pharmaceutical biotechnology. 2011 Jan 1;12(1):24-34.

3. Forsythe P, Kunze WA.

Voices from within: gut microbes and the CNS.

Cell Mol Life Sci. 2013 Jan;70(1):55-69.

4. Palermo FA, Mosconi G, Avella MA, Carnevali O, Verdenelli MC, Cecchini C, Polzonetti-Magni

Modulation of cortisol levels, endocannabinoid receptor 1A, proopiomelanocortin and thyroid hormone receptor alpha mRNA expressions by probiotics during sole (Solea solea) larval development.

AM Gen Comp Endocrinol. 2011 May 1; 171(3):293-300.

5. Rousseaux C, Thuru X, Gelot A, et al.

Lactobacillus acidophilus modulates intestinal pain and induces opioid and cannabinoid receptors.

Nat Med. 2007;13:35–37.

6. Tantimonaco, M.; Ceci, R.; Sabatini, S.; Catani, M.V.; Rossi, A.; Gasperi, V.; Maccarrone, M.

Physical activity and the endocannabinoid system: an overview.

Cell. Mol. Life Sci. 2014, 71, 2681–2698.

7. Sparling PB, Giuffrida A, Piomelli D, Rosskopf L, Dietrich A

Exercise activates the endocannabinoid system.

Neuroreport. 2003 Dec 2; 14(17):2209-11.

8. Feuerecker M, Hauer D, Toth R, Demetz F, Hölzl J, Thiel M, Kaufmann I, Schelling G, Choukèr A.

Effects of exercise stress on the endocannabinoid system in humans under field conditions.

Eur J Appl Physiol. 2012 Jul; 112(7):2777-81.

9. You T, Disanzo BL, Wang X, Yang R, Gong D

Adipose tissue endocannabinoid system gene expression: depot differences and effects of diet and exercise

Lipids Health Dis. 2011 Oct 28; 10():194.

10. Hill MN, McLaughlin RJ, Bingham B, Shrestha L, Lee TT, Gray JM, Hillard CJ, Gorzalka BB, Viau V.

Chronic stress (repeated restraint) reduced AEA levels throughout the corticolimbic stress circuit. Endogenous cannabinoid signaling is essential for stress adaptation.

Proc Natl Acad Sci U S A. 2010 May 18; 107(20):9406-11.

11. Fichna, J., Wood, J., Papanastasiou, M., Vadivel, S., Oprocha, P., Sałaga, M., Sobczak, M., Mokrowiecka, A., Cygankiewicz, A., Zakrzewski, P., Małecka-Panas, E., Krajewska, W., Kościelniak, P., Makriyannis, A. and Storr, M. (2013).

Endocannabinoid and Cannabinoid-Like Fatty Acid Amide Levels Correlate with Pain-Related Symptoms in Patients with IBS-D and IBS-C: A Pilot Study.

PLoS ONE, 8(12), p.e85073.

12. Hwang ES, Kim HB, Lee S, et al.

Antidepressant-like effects of β-caryophyllene on restraint plus stress-induced depression.

Behav Brain Res. 2020

13. McPartland JM, Giuffrida A, King J, Skinner E, Scotter J, Musty RE

Cannabimimetic effects of osteopathic manipulative treatment.

J Am Osteopath Assoc. 2005 Jun; 105(6):283-91.

14. Di Marzo V.

Endocannabinoids: an appetite for fat.

Proc Natl Acad Sci U S A. 2011 Aug 2; 108(31):12567-8.

15. Tomaso Emmanuelle.

Brain cannabinoids in chocolate.

Nature 382 (1996): 677-678

16. Hassanzadeh P, Hassanzadeh A (2012)

The CB1 receptor-mediated endocannabinoid signaling and NGF: the novel targets of curcumin.

Neurochemical Research 37: 1112–1120.

17. Bosch-Bouju, Clémentine, and Sophie Layé.

Dietary Omega-6/Omega-3 and Endocannabinoids: Implications for Brain Health and Diseases.

Cannabinoids in Health and Disease. InTech, 2016.

18. Piscitelli F, Carta G, Bisogno T, Murru E, Cordeddu L, Berge K, Tandy S, Cohn JS, Griinari M, Banni S, Di Marzo V.

Effect of dietary krill oil supplementation on the endocannabinoidome of metabolically relevant tissues from high-fat-fed mice.

Nutr Metab (Lond). 2011 Jul 13; 8(1):51.

19. Hutchins-Wiese HL, Li Y, Hannon K, Watkins BA.

Hind limb suspension and long-chain omega-3 PUFA increase mRNA endocannabinoid system levels in skeletal muscle.

J Nutr Biochem. 2012 Aug; 23(8):986-93.

20. Bisset, Kathleen M., et al.

The G protein-coupled cannabinoid-1 (CB 1) receptor of mammalian brain: inhibition by phthalate esters in vitro.Neurochemistry international 59.5 (2011): 70

🌱 Cultiva conocimiento compartiendo

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola. ¿Te gustaría comprar en nuestra tienda online cannabica?
Powered by