CBD e Insomnio: ¿Cómo ayuda contra este trastorno del sueño?

CBD e insomnio

Algunos puntos importantes sobre el CBD e Insomnio:

  • El cannabidiol puede reducir la ansiedad, una sensación que en muchas ocasiones impide conciliar el sueño.
  • Pero no solo eso: también puede incrementar los ciclos de sueño profundo y acortar las fases REM, que son en las que se producen las pesadillas.
  • Existen muchas variedades de semillas de cannabis para obtener este cannabinoide y convertirlo en un aliado perfecto para el reposo.

Unas caladas, unas gotas de aceite o algo de vapor y… a la cama. Entre los numerosos beneficios de la marihuana también está la conciliación del sueño, un maná para aquellos a los que les cuesta dormir cada noche. La ciencia lo corrobora y son muchas las variedades con CBD que pueden ayudar a ello. Y por si esto fuera poco, el cannabis terapéutico también ayuda a restaurar los ciclos naturales de sueño.

En Estados Unidos parecen saberlo bien: un estudio asegura que el 14 % de los adultos usa marihuana como una ayuda para esta tarea tan necesaria en el buen funcionamiento del cuerpo humano. El estudio, realizado por una ‘app’ que monitoriza el sueño, preguntó a 1004 personas sus hábitos a la hora de dormir. El té y el cannabis se descubrieron como dos de estos eficaces métodos. 

Como curiosidad, los participantes de este estudio rechazaban los medicamentos: fármacos como las benzodiacepinas, habituales para el insomnio ocasional, ocupaban el último puesto, por debajo de comidas como el helado o la sopa.

En España, entre un 20 y un 48 % de la población adulta tienen en algún momento de su vida dificultades para conciliar el sueño y mantenerlo, de acuerdo a datos de la Sociedad Española de Neurología. Y aquellas personas que sufren problemas crónicos de salud podrían verlos agravados con un trastorno de sueño.

El CBD tiene efectos terapéuticos para el insomnio e incluso para aquellos que arrastran sueño durante el día: el cannabidiol por la mañana y en pequeñas dosis nos hace estar más alerta y, aunque esto pudiera parecer paradójico para conciliar el sueño, si el cannabinoide se toma entonces el rendimiento puede mejorar, a la vez que se regulan los estados de sueño y vigilia para caer rendidos en la noche.

También, de acuerdo a diversos estudios (como uno de la Universidad de Friburgo en 2008), la marihuana ayuda a reducir la fase REM del sueño, la más ligera y donde más sueños tienen lugar. Así, aquellas personas con síndrome de estrés postraumático podrían hacer uso de él para que las pesadillas los dejaran en paz. No solo se controlan los sueños: los cannabinoides (también el THC) regulan el ritmo respiratorio alterado y ayudan así a controlar la respiración nocturna, se tenga o no aquel síndrome.

CBD e Insomnio ¿Cómo ayuda contra este trastorno del sueño?

Pero ¿cómo funciona el CBD en el cuerpo? El cannabinoide interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide que tenemos en nuestro interior. Dichos receptores modulan nuestro apetito, la sensación de dolor o, interesante para lo que ahora nos ocupa, el estado de ánimo y la ansiedad: esta última puede llevar a insomnio crónico y otros problemas relacionados con el sueño,de acuerdo a la Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión.

Nosotros producimos de forma natural endocannabinoides que interactúan con el sistema para regularlo, pero también se puede recibir una ayuda extra con los cannabinoides de la marihuana. En concreto y en este caso, la planta ayuda al receptor CB1R.

De acuerdo a diversos estudios la marihuana ayuda a reducir y controlar la fase REM del sueño.

Así, el CBD actúa junto a los receptores, proteínas y otros componentes químicos en el cerebro para reducir la ansiedad y ayudar a establecer unos ciclos de sueño más profundos, aquellos que van más allá de la fase REM y que permiten obtener un sueño más reparador para el cuerpo humano. También, ya que el CBD ayuda a reducir el dolor crónico, puede ser útil para las personas que sufren esta enfermedad y que no pueden dormir por no poder conciliar el sueño. De la misma forma, controla la fase REM (con un movimiento descontrolado de los ojos) en los pacientes con párkinsonde acuerdo a un estudio de 2014, si se utiliza con mesura.

Aún así, un análisis a los estudios sobre marihuana, cannabinoides y sueño concluyó que los estudios estaban todavía “en pañales” y que hacían falta más resultados. Seguro que la ciencia nos traerá un futuro atractivo en el que habrá todavía más razones para tomar CBD antes de caer en los brazos de Morfeo. Si los antiguos chinos ya lo usaban para dormir, por algo será.  

🌱 Cultiva conocimiento compartiendo

Deja un comentario

Abrir chat
1
✌Te responderemos lo antes posible
Hola. ¿Te podemos ayudar con tu compra en nuestra tienda online?