¿Qué hacer cuando tu mascota come Marihuana?

Si bien el CBD, la sustancia no psicoactiva del cannabis, está comenzando a utilizarse con éxito en animales con dolencias, hay que ser concientes de que el THC no les hace bien a los perros, gatos y las mascotas en general. Por lo tanto lo de tratar de “volar” o ver que hace tu mascota bajo los efectos psicotrópicos no es chistoso, además le puede quitar la vida. Por eso tienes que tener claro qué hacer cuando tu mascota come marihuana.

Los perros y el uso terapéutico del cannabis

A pesar de haber indicado que, por lo general, la marihuana es perjudicial para los perros, es cierto que ha habido casos de perros enfermos tratados con cannabis para reducir los síntomas de enfermedades degenerativas, crónicas o incurables, así como el cáncer.

Por otro lado, se sabe que la marihuana ayuda a abrir el apetito, calmar los dolores articulares provocados por la artritis y los del cáncer… Es un analgésico natural. ¡Pero cuidado! Para llevar a cabo este tipo de tratamientos sin que supongan un peligro, debemos siempre hablar con un veterinario especialista en la materia y dejar que haga un seguimiento de la mascota mientras consuma marihuana. Sólo él sabrá cuál es la dosis adecuada y la forma de ingesta. También lo supervisará para ver si realmente supone un beneficio para el animal.

¿Qué hacer cuando tu mascota come Marihuana?

Sin embargo, pudiera darse el caso de que tu mascota consuma THC. Te dejamos algunos consejos al respecto sobre qué hacer en una situación así:

1 – Determina el tipo y la potencia

Una lista de lo menos a más grave en marihuana que puede consumir tu mascota

  1. Planta del cannabis
  2. Planta del cannabis vapeada o quemada
  3. Consumibles de cannabis que no sean de chocolate – el peligro aquí puede variar según la cantidad e ingredientes
  4. Mantequilla de cannabis
  5. Consumibles de chocolate –a la cantidad de cannabis se le une que algunas propiedades del chocolate pueden ser tóxicas para perros y gatos.

 2 – Evalúa los síntomas

 Sí consumió poco lo más probable es que tenga una intoxicación leve, lo que supondría un caso moderado: lo habitual es que tenga más letargia, mayor producción de saliva y lentitud.

 Sin embargo, hay que estar atento si presenta alguno de estos síntomas:

 Pérdida del control del cuerpo, incontinencia urinaria, presión sanguínea baja,  velocidad lenta del latido del corazón, ataques o asfixia.

 3 – Absorber el THC

 Puedes probar a absorber lo que se ha tomado mediante pastillas de polvo de carbón vegetal. Lo que podría ser útil para sacar el THC que no haya sido asimilado en sangre.

 Importante: No le des una pastilla de este tipo si ya le indujiste el vómito.

 4 – Inducir el vómito

 Si no funciona el paso tres, puedes tratar de inducirle el vómito. Una cucharilla de postre cada 15 minutos de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). ¡Nunca más de tres veces!

 Mucho cuidado con esto si se produce un vómito excesivo o heces con sangre. Es un procedimiento bastante invasivo así que no trates de que funcione forzando al animal con más cantidades de las recomendadas. En caso de que pase algo inesperado o no consigas resultado es hora de ir al médico.

 5- Busca ayuda profesional

 Sé honesto con el profesional y dile todo lo que sepas sobre la intoxicación: puede ser la diferencia entre que viva o se muera. Sé específico con los detalles. Por ejemplo, si los consumibles tenían chocolate se podría dar el caso de que el animal esté teniendo dos problemas simultáneamente. Insistimos: sé específico.

¿El cannabis puede matar a tu animal?

 Sí.

Afortunadamente, la mayor parte de los casos de intoxicación con cannabis en las mascotas puede solucionarse con una adecuada intervención y cuidado, pero entre más pequeño y grandes las dosis de marihuana que consumió, más probabilidades existen de que pueda morir.

 ¡Y la próxima vez no dejes cerca la marihuana de tu animal, animal!

¿Qué piensas?

Sé el primero en comentar

Infórmate de
Más fácil y rápido

wpDiscuz