Trichodermas: Súper hongos que ayudan a la Cannabis contra la humedad

trichodermas

¿Viste Hongos Fantásticos de Netflix? Te comentamos que las Trichodermas presentan micelio en su estado vegetativo y crean relaciones simbióticas con las raíces que son altamente beneficiosas para las plantas de cannabis, ayudando a combatir los hongos patógenos que pueden aparecer con la humedad.

¿Qué son los hongos Trichoderma?

Los hongos Trichoderma son un género de hongos que se divide en más de 90 especies. Se encuentran en la tierra y en otro tipo de hábitats, y ofrecen innumerables beneficios para el cultivo biológico, pues crean relaciones simbióticas con las raíces que potencian la absorción de los nutrientes presentes en el suelo.

Pueden comprarse en forma de polvo para añadir a las raíces y presentan una gran resistencia a los pesticidas químicos, aunque esta puede variar en función del tipo de hongo.

Cuanto más se desarrolla el sistema radicular de las plantas, mayor tamaño y vigor alcanzan, y dado que los hongos Trichoderma favorecen el desarrollo de las raíces y aumentan el metabolismo de las plantas, utilizarlos desde las primeras fases del ciclo de cultivo es una óptima forma de favorecer la obtención de plantas grandes y saludables.

¿Cómo sacarle el máximo provecho a las Trichoderma?

Al igual que las bacterias beneficiosas, los hongos Trichoderma proliferan en los suelos ricos en carbono y nitrógeno. A medida que crecen y descomponen la materia orgánica que encuentran a su paso, estos hongos liberan carbono al suelo manteniendo la cadena alimentaria en equilibrio.

Es recomendable añadir al sustrato materia orgánica rica en nitrógeno, fósforo, potasio y microelementos, ya que en caso de que no tenga ningún hongo para alimentarse se alimentará de los elementos mencionados anteriormente. Estos productos contiene altos porcentajes de estos elementos:

Así mejora también la estructura del suelo, es una buena forma de garantizar que la relación simbiótica entre los pelillos de las raíces y los hongos funcione de forma óptima.

¿Cómo ayudan las Trichodermas contra la humedad en la Cannabis?

Los hongos Trichoderma tienen la capacidad de combatir los hongos patógenos que colonizan los jardines y dañan el suelo y las plantas que suelen activarse cuando la humedad relativa aumenta mucho, sobre un 75% HR, por eso también es importante tener un termohigrómetro.

Según diferentes estudios, utilizar hongos Trichoderma es una de los mejores métodos biológicos para controlar la amenaza de los hongos patógenos, pues su capacidad de crecimiento es mayor. Además, son resistentes a los pesticidas químicos, lo que supone una gran ventaja cuando se utilizan en combinación con este tipo de productos.

¿Cómo usar las Trichodermas?

Los hongos Trichoderma se pueden añadir directamente sobre el sustrato, y también pueden pulverizarse sobre las hojas en forma de solución. Hay además cultivadores que los introducen en el té de compost, donde los multiplican exponencialmente con la ayuda de oxígeno.

Los hongos Trichoderma son altamente versátiles y siempre es buena idea utilizarlos desde las fases iniciales del cultivo hasta la cosecha. El sistema inmune de las plantas se verá reforzado y aumentará su capacidad de mantener a raya los patógenos, lo que a su vez se traducirá en un crecimiento más vigoroso.

Aquí puedes ver nuestras Trichodermas y cómo utilizarlas en detalle para la Cannabis según el producto:

-15%
$3500 $2990
-16%
$12900 $10900

Además ayudan con la mejor gestión del estrés

Se ha demostrado que las plantas de marihuana toleran mejor el estrés medioambiental, como por ejemplo el causado por la sequía, cuando el sustrato contiene hongos Trichoderma. Esto se debe a que su presencia activa una red que mejora la retención hídrica de las raíces y reduce la transpiración, generando reservas a las que recurrir en caso de necesidad.

6 beneficios de los hongos Trichoderma

  1. Se alimenta de hongos patógenos, no permitiendo su proliferación de estos en la planta de Cannabis.
  2. Favorecen el desarrollo del sistema radicular, que crece más en profundidad en busca de burbujas de aire llegando a zonas más ricas en nutrientes.
  3. Aumentan la capacidad de retención hídrica de las raíces, lo que a la larga hace que las plantas resistan mejor a los periodos de sequía.
  4. Mejoran la capacidad de absorción de los nutrientes, así como su biodisponibilidad y metabolismo, lo que se traduce en frutos más grandes y cosechas más abundantes.
  5. Favorecen la fotosíntesis, proceso durante el cual la planta produce hormonas de crecimiento.
  6. Permiten reducir el aporte de fertilizantes, pues gracias a la relación simbiótica que establecen con los pelillos de las raíces, si el suelo cuenta con cantidades suficientes de carbono, las plantas tienen a su disposición una cadena alimenticia que las mantiene nutridas en todo momento

🌱 Cultiva conocimiento compartiendo

Deja una respuesta

Abrir chat
¿Te ayudo?
Hola, soy Javier ¿Te puedo ayudar?