Autocultivo de Marihuana en Exterior: 25 consejos vitales

Autocultivo de Marihuana en Exterior

El Autocultivo de Marihuana en Exterior tiene sus ventajas, pero también preocupaciones que debes considerar antes y durante su proceso. Pues se caracteriza por estar sujeto a las condiciones que nos impone la madre naturaleza. El principal problema en exterior son las plagas y enfermedades, que pueden dar al traste con una gran parte de la cosecha. Antes de empezar a cultivar como locos, por favor, puedes leer estas líneas y no caer en los típicos errores de novato, tu bolsillo lo agradecerá.

 

 

1. Infórmate. Existen numerosos libros, blogs de autocultivo de marihuana en exterior, foros de cultivadores y medios especializados en el cultivo de cannabis de interior. Antes de invertir en material de cultivo lo mejor es leer a los especialistas.

2. Autocultivo de Marihuana en Exterior Seguro. No plantes en un lugar a la vista de todo el mundo. La mayor parte de la pérdidas en una cosecha poco discreta son culpa de los ladrones.

3. No hagas alarde de tu cultivo. Comenta que cultivas solo con tus amistades íntimas, no hagas propaganda de las plantas que tienes ante cualquiera. Cuanta menos gente sepa que cultivas, menos problemas tendrás.

4. Escoge una buena genética. Imprescindible para lograr una buena cosecha. Una buena genética es aquella que además de producir un buen cannabis, se adapta a tu nivel de conocimientos como cultivador. Consulta nuestra guía para elegir variedades de semillas de marihuana.

5. Decide qué sustrato de cultivo vas a utilizar. ¿Sabes la calidad de la tierra que tienes disponible para plantar? Si la respuesta es NO, mejor compra un buen sustrato para asegurar un mínimo de éxito en el autocultivo de marihuana en exterior. Si plantas directo a tierra, te recomendamos excavar y rellenar con este sustrato de primera calidad.

6. Elige un buen fertilizante. Si no eres muy experto, te recomendamos que empieces con abonos orgánicos. Estos abonos son más suaves y no sobrefertilizan las plantas (uno de los errores más habituales en los cultivadores nuevos).

7. No plantes antes de tiempo. Sobre todo si cultivas a partir de esquejes. En la mayoría de zonas de Chile y América del sur, hasta el mes de septiembre no hay las suficientes horas de luz diarias para que las plantas entren en fase vegetativa. Si los pones demasiado pronto puede que empiecen a florecer, cosa que no queremos.

8. Elige un lugar bien soleado. Las plantas necesitan la luz del sol para realizar la fotosíntesis y desarrollarse. Un buen espacio para cultivar es aquel que recibe al menos 5 horas de sol directo al día.

9. Riega con agua de calidad. Antes de empezar a plantar, debes saber cómo es el agua que tienes disponible. En algunas zonas el agua de la red no es adecuada para el correcto crecimiento de la marihuana. En tal caso puedes recurrir a garrafas de agua embotellada o contar con medidores de riego para asegurar su calidad.

10. Ajusta el pH. El nivel de acidez de la mezcla de agua y nutrientes es esencial para un correcto desarrollo de la marihuana. Normalmente es necesario adquirir un bajador de pH para mantener los valores de pH entre el 5,8 y el 6,3. Te necesitaras proveer de alguno de nuestros medidores de ph.

11. Mide la EC. La electroconductividad es una medida de la concentración de sales en el agua. Un exceso de abono ralentizará el crecimiento, mientras que una falta de las mismas provocará la aparición de carencias.

12. Riega con el agua adecuada. Demasiada agua es malo para tus plantas, poca agua también. Para acertar en esto, te recomendamos leer el post sobre cómo y cuando regar las plantas de marihuana.

13. Poda tus plantas. El autocultivo de marihuana en exterior se caracteriza por la obtención de cogollos de buen calibre en la parte superior de la planta, mientras que las ramas más bajas suelen dar menos calidad. Una buena poda mejorará el volumen y la calidad de la cosecha. No olvides proveerte de una tijeras de corte fino.

14. Controla el tamaño de las plantas. Las plantas de gran tamaño llaman mucho la atención. Es mejor tener unas pocas plantas de tamaño medio que uno o dos “monstruos” de tres metros de altura, que se ven a kilómetros de distancia.

15. Vigila la mosca blanca. Este pequeño insecto volador suele causar problemas en los meses de verano. Sus picaduras pueden transmitir virus a las plantas, además de reducir la superficie de la hoja que es capaz de captar la luz del sol. Usa productos orgánicos para el control de la mosca blanca para no dañar otros organismos que son beneficiosos al ecosistema y que no prospere la plaga.

16. Cuidado con los trips. El trips es una especie difícil de combatir en exterior, por su pequeño tamaño y su capacidad de alimentarse de otras muchas plantas. Una buena manera de controlar su población es usar jabón potásico.

17. Combate la araña roja. La araña roja llega a reproducirse muy rápidamente en condiciones de calor y baja humedad (en los meses de diciembre, enero y febrero). Estos ácaros forman una tela de araña que cubre el cogollo y estropea la hierba.

18. Controla el oídio. Este hongo suele aparecer en cuanto las noches se vuelven más frescas y húmedas, lo cual hay que tener mucho cuidado sobre todo en la etapa de floración, por eso siempre es mejor prevenir el hongo. Además te recomendamos leer el post sobre cómo combatir el oidio en plantas de marihuana.

19. Cuidado con las orugas del cogollo. Sin duda, la peor plaga en autocultivos de marihuana en exterior. Este gusano puede provocar heridas que facilitan el ataque de otras plagas. Aquí lo más eficiente y orgánico es la Tierra de Diatomea.

20. Lava las raíces. La planta necesitará eliminar las posibles sales acumuladas en el sustrato, sobre todo si has cultivado con una gama de fertilizantes minerales. Existen numerosos productos para este cometido, que hacen que la planta amarillee, primer síntoma de que las raíces han sido lavadas.

21. Corta en el momento adecuado. La cosecha de la marihuana no puede dejarse al azar. Existe un margen de tiempo, no muy dilatado, en el que podemos cosechar nuestras plantas. Antes de ese momento la hierba será poco psicoactiva, mientras que si cortamos demasiado tarde, perderá propiedades organolépticas. Por eso te recomendamos leer este artículo para saber el momento indicado para el corte según tus gustos.

22. Seca bien tus plantas. El secado de la marihuana es tan importante como el cultivo. Te recomendamos leer el post con consejos para el secado de marihuana. Igual de importante resulta el curado, pues hasta que la hierba no esté curada durante al menos un mes, no empezará a revelar su verdadera naturaleza.

23. Aprovecha los restos de cosecha. Te recomendamos que cortes los cogollos más grandes y mejor formados, y dejes toda la parte inferior de la planta para extraer resina. Ahorrarás tiempo en podar un producto de poca calidad y lo transformarás en un material de primera cómo es cuando extraes en seco también con el Secret Shacker por ejemplo.

24. Deja curar la hierba. No tengas prisas por fumar. Cuantas más semanas cures la hierba después de secarla, mejor. Al cabo de un par de meses de curado es cuando la hierba saca todos sus matices de sabor y aroma.

25. Disfruta. No olvides que el autocultivo es un hobby, cuanta más energía positiva pongas en ello, mejores resultados obtendrás. No te pases media vida con tus plantas, tampoco sirve para nada. Hay que dedicar el tiempo justo y dejar que la naturaleza haga su trabajo.

¿Te gustaría agregar algún consejo? Déjanos tus comentarios e iremos mejorando este artículo

🌱 Cultiva conocimiento compartiendo

Deja un comentario

🎅 Cupones para Navidad 🎄

🎁 $5.000

NAVIDAD5

Descuento para compras sobre $25.000.*


🎁 $10.000

NAVIDAD10

Descuento para compras sobre $49.000.*

*Válido hasta el 25 de diciembre o agotar stock (100 cupones).
*No acumulables con otras ofertas.

Abrir chat
1
✌Te responderemos lo antes posible
Hola. ¿Te podemos ayudar con tu compra en nuestra tienda online?